Expocampus 2014 con Eduardo Punset y Enrique Dans

 

Logo Expocampus 2014. XI Conferencia sobre eLearning y TIC en educación.

Me alegra comunicaros que ya tenemos cerrado el espectacular programa de Expocampus 2014, nuestro Congreso bianual de Innovación Docente sobre últimas tendencias y retos del eLearning y de la lectura digital, que en su XI Edición contará, nada más y nada menos, que con la participación de Eduardo Punset y Enrique Dans entre otros prestigiosos docentes, investigadores y comunicadores.

Este año, además, trasladamos la sede de celebración del congreso al impresionante auditorio de Casa del Lector en el Centro Cultural Matadero Madrid.

Si nos queréis acompañar el próximo 31 de octubre de 2014, sólo tenéis que completar el formulario de inscripción online, cuya cuota es gratuita para varios colectivos (profesores, investigadores y profesionales).

Y ya sé que no es el motivo principal para asistir, pero gracias a nuestros colaboradores sorteamos un iPad Air…

Por qué no tengo Twitter

Twitter nunca me ha parecido muy útil. Intuí rápidamente las posibilidades de los blogs, de las wikis, de las redes sociales y de otros inventos 2.0, pero siempre me sentí algo perdido con Twitter y no acababa de ver la utilidad de múltiples mensajes de escaso valor que eran retuiteados hasta la saciedad por los que, quizás, no tenían nada mejor que decir.

Hicimos algunos voluntariosos experimientos con esta (supuesta) red social y los resultados no fueron malos: alumnos motivados que mejoraron su expresión escrita. Después de un análisis más reposado, creo que fue más por la novedad y por el caso que les hicimos en una universidad tan tecnológica pero tan masificada que no permite muchas alegrías en forma de innovación docente de este tipo: en la UNED llevamos con MOCC -cambio open por closed– muchos años, pues no pocos equipos docentes han de gestionar más de 5.000 estudiantes.

Leer más

Adicción a las redes sociales

Me despierto a las 5 para cuidar mi huerto en Facebook antes de ir a trabajar.

Esta frase llegó a lo más profundo de mi cerebro y tuve que interrumpir mi lectura durante unos segundos. Después de unos días de reflexión, he de decir que el artículo en cuestión me ha hecho reflexionar sobre mi relación con las redes sociales, con el correo electrónico, con el iPhone, etc. De hecho, escribir “relación” para describir el uso del teléfono móvil ya me parece revelador de lo que nos está pasando a muchos.

Sin llegar a los extremos de la persona que relataba en primera persona su adicción a las redes sociales, creo que muchos nos estamos convirtiendo, en mayor o menor medida, en adictos y, en consecuencia, creo que el mayor problema lo tenemos en los jóvenes y adolescentes a quienes hay que educar en un uso responsable de la tecnología: desde hacerles conscientes de los peligros para que sean celosos de su privacidad, hasta lograr que dediquen un espacio de tiempo saludable, que les permita realizar otras actividades.  Nada más y nada menos que un reto apasionante. ¿Lo conseguiremos?

¿Por qué no despega Google+?

google_vs_facebook_vs_linkedinEn los últimos tiempo he leído en diversos medios que los datos de uso y aceptación de Google+ no están respondiendo a las expectativas: si bien hay muchos usuarios que dan el primer paso de darse de alta, son pocos los que luego utilizan esta red social en su día a día.

Desde mi punto de vista, Google+ es un producto tecnológicamente superior en muchos aspectos a sus hermanos mayores, como Facebook o Tuenti, por nombrar las dos más utilizadas en España. Creo que su integración con el ecosistema de correo, docs, etc. de Google la convierten en un valor en alza para la educación, algo que no se puede decir de otras redes sociales generalistas. Hablando en primera persona, nuestra primera experiencia educatica con G+, llevada a cabo con los estudiantes de la asignatura “Metodología práctica para la enseñanza en línea de lenguas extranjeras” del Máster en Tecnologías de la Información y Comunicación aplicadas a la Enseñanza y el Tratamiento de las Lenguas de la UNED, ha sido, en líneas generales, muy satisfactoria, aunque no podemos precisar más pues acabamos de terminar y las conclusiones son todavía muy preliminares.

Entonces, ¿por qué no arranca G+? En mi opinión la respuesta es muy simple: llegó tarde… Utilizo LinkedIn como red profesional y Facebook como red personal y, sinceramente, ¿para qué voy a intentar cambiar? ¿qué voy a dejarme por el camino y para obtener qué eventuales ventajas? Si Microsoft llegó tarde a Internet, Google ha llegado tarde a las redes sociales, y los variados intentos por ganar cuota de mercado, como como los fallidos Buzz o Wave y la ahora cuestionada Google+, así lo ponen de manifiesto.

Quizás Google intenta abarcar mucho y, claro, aprieta poco a pesar de su gran músculo. ¿Por qué no seguir centrándose en el núcleo del negocio? ¿Por qué no buscar sinergias en lugar de fagocitar o sacar alternativas o respuestas fantasma? Hasta ahora, al menos que yo sepa, y por seguir con las analogías, casi todo el mundo sigue usando Windows a pesar de los desastrosos experimentos de Microsoft en Internet.