Por qué no tengo Twitter

Twitter nunca me ha parecido muy útil. Intuí rápidamente las posibilidades de los blogs, de las wikis, de las redes sociales y de otros inventos 2.0, pero siempre me sentí algo perdido con Twitter y no acababa de ver la utilidad de múltiples mensajes de escaso valor que eran retuiteados hasta la saciedad por los que, quizás, no tenían nada mejor que decir.

Hicimos algunos voluntariosos experimientos con esta (supuesta) red social y los resultados no fueron malos: alumnos motivados que mejoraron su expresión escrita. Después de un análisis más reposado, creo que fue más por la novedad y por el caso que les hicimos en una universidad tan tecnológica pero tan masificada que no permite muchas alegrías en forma de innovación docente de este tipo: en la UNED llevamos con MOCC -cambio open por closed– muchos años, pues no pocos equipos docentes han de gestionar más de 5.000 estudiantes.

Leer más